Recomendados

lunes, 20 de julio de 2009

PEDRO D. RUSO SKURICH

CONCEPCIÓN: PINCELADAS Y VIVENCIAS DEL 47
(Fundación – Instituciones – Reivindicación de Emiliano R. Fernández – Vivencias y Calamidades de la Revolución del 47 – Colaboraciones)
Por Dr. PEDRO D. RUSO SKURICH
© Pedro Domingo Ruso Skurick
Tapa: CARLOS COLOMBINO
Concepción-Paraguay 2005
--
Podrá obtener mayor información sobre el autor y el libro visite:
http://www.portalguarani.com/autores_detalles.php?id=751
Consultas: info@portalguarani.com
**/**
INTROITO
** Antes de lanzarme a la aventura de escribir este libro, he conversado con amigos y hombres influyentes de nuestra comunidad, pidiendo consejos. Encontré a muchos que apoyan el sello a imprimirse al libro; otros vaticinaban severas críticas; otros reproches y desaprobación; otros me decían si porqué tendría que relatarse las cosas malas del pasado y que más bien se debería hablar de las cosas buenas y también otros que más bien, mirando desde la óptica del color de sus querencias, preguntaban por qué se tendría que despotricar en contra del Partido Colorado, etc., etc.
** En puridad de verdad, en el Acta Fundacional se leer "El Partido Colorado es una Asociación de hombres libres, que busca promover el bienestar del pueblo paraguayo sobre la base de la igualdad, la justicia y la soberanía popular, manifestada en la forma democrática y representativa de gobierno. El Partido Colorado se declara contrario a toda dictadura de individuos o de grupos y considera que la democracia en la cual se asegura al pueblo una participación creciente en los beneficios de la riqueza y la cultura, garantiza la evolución hacia una sociedad igualitaria, sin privilegios ni clases explotadas".
** José Segundo Decoud, estratega en el ideario, el día de la fundación del Partido Colorado, el 11 de setiembre de 1887, en su discurso dijo: "El rojo pendón de la Asociación Nacional Republicana cubre a los verdaderos patriotas y jamás sus pliegues servirán para albergar a los que trafican con los legítimos intereses del pueblo, puesto que el Partido se asienta para servir a la Patria y nunca abrirá sus filas a los que procuran reavivar tiranías pasadas o por venir, que si así lo hicieren serían repudiados por los verdaderos republicanos y tachados como traidores a su credo.... Los tiempos en que en la República podía disponerse impunemente de la vida y hacienda de sus habitantes han quedado definitivamente atrás y ya nadie sería tan falto de vergüenza como para erigirse en defensor de los déspotas del pasado, cuya sombra siniestra cubre con fúnebres crespones medio siglo de continuos estremecimientos nacionales"....
** Como se ve, los corruptos, bellacos y criminales que se amparan en la memoria de Bernardino Caballero y José Segundo Decoud, son los que hicieron estas historias vivenciales de la Revolución y Post Revolución del 47 y no merecen llamarse colorados. Y si el curso de la historia hubiese sido otro, siendo protagonistas liberales, febreristas o de cualquier otra creencia, el objetivo de este libro hubiese sido el mismo. Lo descrito en este libro, son testimonios de algunos que aún viven y de otros que ya han partido a la eternidad. En el transcurso de esta historia, a todos se pretende medir con la misma vara y es bueno recordar que muchos han cometido barbaridades y bestialidades amparados en el "chúmbale " de sus amos de turno y es por ello que destinamos esto a jóvenes de hoy y de mañana, para que vean con claridad meridiana hasta dónde llegó la bestialidad en pos de apetencias personales de sus antepasados y ojalá sea la inspiración que lleve por mejores senderos hacia la recuperación de la dignidad humana.
** El autor quiere dejar un recuerdo de lo bueno y de lo malo, sin intención aviesa; todo para ejemplo: con lo bueno para bien y con lo malo, para bien también y ojalá se concrete un mundo más humano y más fraterno, amparados en la mano Divina del Redentor, el único que sabe perdonar a los que fueron malos a conciencia, a los que fueron cegados por el odio o a los que no sabían lo que hacían.
** Es evidente que resultó un tanto difícil investigar, recolectar y compaginar datos, relatos y anécdotas, algunos trágicos, otros focosos, otros ejemplarizadores y... pasaron cincuenta años para concretar la obra y valgan también algunas salvedades.
** Existen más de media docena de libros sobre la Revolución del 47 en que, unos la describen desde el punto de vista militar, otros desde la óptica cromática en que algunos están coloreados por el fanatismo. Pero hoy que estamos caminando por los senderos de una transición democrática, se puede plantear con honestidad, siempre a título ejemplificador, las bienandanzas y las malandanzas de nuestra historia, para enseñar a nuestros hijos que la maldad, el fanatismo, las ambiciones de poder y las apetencias desenfrenadas, llevan a la corrupción, a la impunidad y a enfrentamientos a veces funestos y riada positivo que nos brindan las revoluciones, las asonadas, las guerras; al final todas fratricidas con secuelas inimaginables.
** Es por todo esto que este libro pretende ser diferente a los que ya conocemos. No tiene tinte militar porque no queremos entrar en el campo de las ciencias que corresponden a la milicia. Algunos hechos, sí se relatan, de boca de los que han participado de la contienda, algunos ya fallecidos y otros que aún la sobreviven, y todo esto puede tal vez contribuir al esclarecimiento histórico. Desde el punto de vista político, sólo queremos ceñirnos a lo acontecido, pero siempre la verdad de por medio.
** El título que le doy: "CONCEPCIÓN: PINCELADAS Y VIVENCIAS DEL 47" no se refiere única y exclusivamente a lo ocurrido ese año. Lo centré en esa Revolución porque fui testigo (con mis diez y seis años de edad) de tantos aconteceres de entonces y sencillamente porque considero que fue uno de los tantos volcanes de la azarosa historia paraguaya, que hasta hoy lastimosamente conllevan vivencias y secuelas de la Revolución. Va también con historias anecdóticas sobre hechos jocosos, chistes y otros relatos que más tienden a hacer amena la lectura. Hay que tener en cuenta que con la rúbrica de ciertos hechos o capítulos va un "slogan" que dice: "Estas son vivencias de la Revolución, secuelas que dejan a la Nación". Una Revolución que surge contra las injusticias, las iniquidades, la corrupción, la impunidad y los crímenes de lesa humanidad que afectan a los inalienables derechos humanos, tiene otro significado, quizás más justo y noble.
** Si de la lectura de este libro surgen polémicas, enhorabuena, por-que de las disensiones saltan las verdades históricas. Por tanto, aquellos parientes o amigos que se sientan ofendidos, sabrán disculparme aunque me ampare en los testigos o documentos. Comienza el libro con reminiscencias y pinceladas sobre la prolepsis que dio origen en el tiempo a la fundación de Concepción y describe algunos aspectos resaltantes de su historia, con su opulencia y su decadencia y las tragedias de guerras y secuelas hasta cincuenta años después de la Revolución del 47.
** No se puede abarcar todos los avatares de la nefasta Revolución y sabemos de crímenes e injusticias de parte de ambos bandos y si en Concepción hemos vivido seis meses sin mayores sobresaltos, creemos que se debe al hecho de que éste fue el Centro de la rebelión o por la cultura de nuestro pueblo, por su conformismo, por su "no a la violencia", su sumisión al ostracismo a que se lo sometió y si bien luego de terminar la Revolución ocurrieron hechos deleznables, fueron con protagonistas allegados a los gubernistas y a quienes sin escrúpulos provenían de otras latitudes. Aquí vale la pena recordar lo que dice sobre la política la escritora Marilut Lluis O'Hara en su libro "Y NO PUDIERON CALLARME... "(pág. 25): "La política, en su concepción filosófica, es el arte de lo posible, el servicio al pueblo. Pero aquí hemos perdido la perspectiva y una función, que tendría que ser loable, fue bastardeada por payasos que lo único que buscan es la figuración y la obtención de algún cargo público para llenarse los bolsillos a costa de ese pueblo al que deberían servir. Digna de esta casta bastarda de políticos payasescos y lamentables es Del Rosario Riveros. Ya su apodo, Ña Deló, suena más a arrabalera que a representante de un sector político determinado".
** Este libro es una invitación a conocer el pasado para prever un futuro mejor, a no tomar los hechos malos como ejemplos, sino más bien para rectificarlos en pos del bien que nos enseña la Moral.
** Para aquellos que piensan que no se debe relatar hechos malos, les diré que alguien dijo alguna vez: "Sin la prehistoria, la historia es un enigma". "Sin conocimiento del pasado, el presente resulta incomprensible". Si a la historia se la usa para denigrar con falsedades, entonces se cae en la infamia. Pero si es el relato verídico de los hechos ocurridos, por más horrendo que fuere, puede servir como lección civilizadora para el presente y el futuro. En otras palabras: la historia relata los hechos del pasado y lo cuenta en el presente para que en el futuro se lo emule si son buenos, se los corrija si son defectuosos o se los enmiende si son malos. ¿Por qué será que la historia se preocupa del pecado original de Adán y Eva?; ¿por qué se ocupa del crimen de Caín contra su hermano Abel?; ¿por qué de la traición de Judas?; ¿por qué del pecado de la Magdalena?; ¿por qué de las eternas y horrendas guerras?; ¿por qué de la Bomba Atómica?; ¿por qué de Nerón, de Hitler y cuántos criminales internacional existieron?, etc., etc....
** Los hechos malos nos llevan a la reflexión y cuántos casos se citan de arrepentimientos, restañando así sangrantes heridas, reclamando el perdón al Supremo Hacedor, que es el único que puede salvarnos del castigo eterno.
** Es cierto también que debe ser doloroso para los descendientes, pero éstos no tienen la culpa de pagar el pecado de las ovejas descarriadas dentro de esas familias, pero con nobleza de espíritu se puede reivindicar y resarcir de algún modo el honor afectado.
** El autor también se siente acosado por la pena al tener que contar tantas desdichas, con tanta crudeza, sencillamente porque cree honestamente que así fice y... si así no lo fue (errar es humano), me anticipo en aceptar humildemente el perdón de aquellos que se sienten ofendidos, de aquellos que no saben comprenderme y... siempre con la verdad, humildemente ofrecería mi retractación.
** Pero insisto que la historia es la madre del género humano y sin historia no tendríamos experiencia para saber vivir y convivir: sería algo así como si estuviéramos inmersos en un mundo sin luz.
** Se suele decir y se lee en diversas publicaciones que los pueblos que involucran a todos los hombres de la humanidad y a las instituciones, que no tienen "memoria histórica", están condenados a repetir los mismos errores que los llevarán al fracaso en la consecución de su misión. PEDRO DOMINGO RUSO SKURICH

No hay comentarios:

Publicar un comentario